>


    LIDERAZGOS A PRUEBA. Daniel Ambriz Mendoza

      

     

    ----

    El próximo 8 de septiembre se abre formalmente el proceso electoral para el cambio de gobierno en las elecciones federales del 2018, donde aparte de un Presidente de la República, 128 senadores y 500 Diputados, también habrá elecciones en los estados para elegir 9 gobernadores, a saber: Chiapas, CDMX, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán. Con excepción de Coahuila, Quintana Roo y Tamaulipas, el resto de las entidades federativas removerán sus Congresos, eligiendo 591 diputados locales por el principio de mayoría relativa y 392 por el principio de representación proporcional, en los Municipios se votarán más de 2 mil Ayuntamientos y se elegirán 16 Alcaldías en la CDMX que suplirán a las delegaciones políticas. En total se renovarán 3 mil 236 cargos de elección popular, sin contar los Regidores de mayoría relativa y representación proporcional de los Ayuntamientos, ni los Consejales de mayoría relativa y representación proporcional de la Ciudad de México.

    Con este preámbulo, nos podemos imaginar la magnitud de la movilización política que vivirá nuestro país en los meses venideros con la finalidad de llevar la mayoría de votos a las urnas el domingo 1 de julio del 2018, día en el que se celebrará la jornada electoral. También nos podemos imaginar las cifras millonarias que se destinarán a los partidos políticos como parte del financiamiento que por ley les corresponde, 6 mil 778 millones de pesos en total, distribuidos entre los 9 partidos políticos con registro federal, esta cifra sin contar lo que se destina a los estados para sus elecciones locales ni el gasto para sostener la actividad del INE. Las elecciones más costosas de la historia de México están por llegar.

    Todo un juego de estrategias y tácticas de guerra llevadas al terreno electoral están ya preparadas, algunos actores, no han esperado el banderazo de salida, han sabido aprovechar los vacíos de la ley para posicionarse ante el electorado, otros, más prudentes, esperan los tiempos electorales para iniciar su recorrido en la conquista del voto, todos moverán sus piezas, buscarán alianzas, harán coaliciones, pisarán el terreno independiente, en suma, buscarán la mayor ventaja para ganarle a sus adversarios políticos.

    Es aquí, donde juegan un papel preponderante los liderazgos al interior de los partidos políticos, mismos que estarán a prueba porque no hay nada definido para nadie, unos dependen de la inercia política, otros de su visión del futuro y algunos otros de la simbiosis política que les ha permitido subsistir a través del tiempo; después de los partidos políticos están todas las organizaciones, asociaciones, agrupaciones, sindicatos y la sociedad civil el general, que para ejercer su derecho ciudadano de participación política tendrán que apoyar la alternativa electoral que les permita mantenerse en el tablero del ajedrez político.

    El liderazgo está a prueba porque mucho dependerá de la decisión razonada que se tome para dar el paso y no pisar en falso, el líder guía a sus representados y los lleva a mejores condiciones de vida, los ayuda a alcanzar sus sueños, sus metas, fomenta la confianza y brinda seguridad. Si quien está al frente de un partido, agrupación política o sindicato organizado, no ejerce un auténtico liderazgo, corre el riesgo de sucumbir, al seno de una organización política sin liderazgo definido se podrán observar descalificaciones, ataques, traiciones y división interna; nada bueno para quien aspira a continuar en el mapa político.

    Cuenta mucho en la elección de un rumbo y destino atinado, la noción de equipo, el trabajo colaborativo y cuántos liderazgos más se hayan fomentado al seno de tal o cual organización política, sindical o civil, porque líder no es quien trae detrás de sí un número elevado de seguidores, líder es quien fomenta el surgimiento de más liderazgos que ayuden a preservar la fortaleza, el destino y la viabilidad política y social de una organización.

    Al terminar el proceso electoral que se avecina, esperamos ver a un país unido para que el recuento de los daños sea el menor posible, estamos a tiempo de elegir la mejor alternativa para participar con entusiasmo, la premisa es convencer, no es vencer, en la contienda debemos vernos como adversarios más no como enemigos, confrontar las ideas preservando la integridad física, tratar de ganar sin arrebatar, porque al final de la estación… todos somos mexicanos.

     

    Más información en esta sección:


    UN SNTE CON VISIÓN PROSPECTIVA. Daniel Ambriz Mendoza...Leer más >>

    EN LA CUERDA FLOJA. Daniel Ambriz Mendoza...Leer más >>

    ¿Y POR QUÉ AHORA SÍ?  Daniel Ambriz Mendoza...Leer más >>

    LA MISIÓN DE EDUCAR. Daniel Ambriz Mendoza...Leer más >>

    LA DERROTA DE LOS VIOLENTOS ...Leer más >>

    Brevedad, brevedad y brevedad...Leer más >>

    Una propuesta innovadora del SNTE ...Leer más >>

    LOS GRAVES HECHOS DE IGUALA...Leer más >>

    El SNTE tiene viabilidad y futuro  ...Leer más >>

    El Observatorio de Transparencia del SNTE ...Leer más >>


lIGAS IMPORTANTES